El fin de la memoria: las sopaipas

Como familia se veían con frecuencia, pero nunca en forma aislada y rara vez en casa de su propia abuela paterna. Cuando ambas se reunieron solas por primera vez su abuelo ya había fallecido, por lo que su padre buscaba siempre maneras de otorgar ternura. Su plan de que su madre y su hija compartieran unas horas rindió frutos: juntas salieron a hacer compras al almacén de barrio, hicieron aseo, lavaron ropa en el sorprendente modo antiguo de prender leña para calentar agua en el patio, almorzaron un clásico arroz con bistec y, aunque no estaba planeado, terminaron durmiendo siesta sentadas frente al televisor, cada una en un sillón. Al despertar se vieron sonreír y recordaron que el creador del plan llegaría a tomar once. Juntas reunieron los ingredientes en la cocina: harina, calabaza, manteca, sal y aceite. Mientras la abuela hacía el puré con tenedor para añadirlo a la masa y armar las sopaipillas se dieron cuenta de que habían olvidado comprar chancaca, por lo que la nieta tomó una bolsa de malla y volvió a la tienda. El vendedor ya la había visto esa mañana, por lo que su compra quedó registrada en el cuaderno del almacén. Al volver, la abuela ya estaba uslereando y a punto de empezar a freír, así que buscó una olla para hacer el adicional baño de chancaca, o sea, disolverla acompañada de canela y unas cascaritas de naranja. Justo entonces sonó el timbre. La nieta se dirigió a abrir la puerta mientras la abuela comenzaba a freír. Tras el abrazo del papá y su hija, la abuela se incorporó, pero cada pocos minutos volvía a la cocina. Cuando por fin anunció su “¡a tomar once!”, sus invitados ya yacían en el comedor, pero al verla entrar ambos quedaron atónitos: las sopaipillas lucían el habitual color del zapallo amarillo, pero no eran clásicas en tamaño, sino más grandes que un redondo plato bajo. Las únicas alguna vez vistas en toda la vida, las más grabadas en la memoria dulce de aquellos años.

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Ejercicios, Personal y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s