Extraños en un tren, de Patricia Highsmith (fragmento)

“Tenía la cabeza apoyada en el respaldo, el pelo negro caído sobre la frente, los ojos casi cerrados.

-No, la gente, colectivamente, quizás lincharía a un asesino, y eso es precisamente lo que la ley debe evitar.

-Nunca estuve de acuerdo con los linchamientos -dijo Owen-. ¡Es una calumnia! Hace que los del Sur tengamos mala fama… sin necesidad.

-Lo que quiero decir es que si la sociedad no tiene derecho a quitarle la vida a otra persona, entonces la ley tampoco lo tiene. Es decir, teniendo en cuenta que la ley es un cuerpo de normas y reglas transmitidas por sucesión y a las que nadie más puede oponerse, que nadie puede tocar. Me refiero a que son personas como usted y como yo. Mi caso especialmente. En este momento estoy  hablando solo de mi caso. Por eso es lógico. ¿Sabe una cosa, Owen? La lógica no es siempre infalible, en lo que se refiere a la gente. Está muy bien cuando se construye un edificio, porque los materiales, en tal caso, responden como deben, pero…

Su argumento se disolvió en humo. Había un muro que le impedía decir otra palabra, simplemente porque era incapaz de seguir pensando.”

 

(1950)

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Debilidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s