El jugador, la monja y la radio, de Ernest Hemingway (fragmento)

“Por la ventana del hospital se veía un campo de barrilla asomando en la nieve, y una colina pelada de arcilla. Una mañana el médico quería enseñarle al señor Frazer dos faisanes que estaban en la nieve, y al empujar la cama hacia la ventana la lamparita que tenía para leer se cayó de la cama de hierro y le dio al señor Frazer en la cabeza. Ahora eso no parece tan divertido, pero en aquel momento lo fue. Todos estaban mirando por la ventana, y el médico, un médico excelente, estaba señalando los faisanes y acercando la cama hacia la ventana, y entonces, justo en ese momento, un numerito cómico, el señor Frazer se queda sin sentido tras ser golpeado en la coronilla por la base de plomo de la lamparita. Parecía el antítesis de la curación o de todo lo que induce a la gente a estar en un hospital, y a todo el mundo le pareció divertido, como si les hubieran gastado una broma al señor Freezer y al médico. Todo es mucho más sencillo en un hospital, incluidas las bromas.”

 

(1938)

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Debilidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s