El peso del corazón, de Rosa Montero (fragmento)

«-En realidad los seres humanos sintonizan de muchas formas, no sólo a través de la vista, del oído, de la comunicación pautada verbal o visual, del tacto más burdo, un golpe o una caricia… Desde siempre es sabido que si pones a varios humanos conviviendo de forma estrecha y continuada en un lugar pequeño, se crea una atmósfera común, una especie de organismo colectivo que sincroniza hechos físicos. Por ejemplo: las adolescentes de los internados o los correccionales, las mujeres de las cárceles, suelen tener sus menstruaciones a la vez. No sabemos apenas casi nada de nosotros mismos, Husky, y, como completos ignorantes que somos, ni siquiera respetamos lo que no conocemos.

Cuando habla de humanos, ¿estará englobando también a los tecnos?, se preguntó Bruna, de pronto irritada, recelosa, incómoda.

-«Soy un sencillo instrumento por donde la vida se asoma. Mi voz se conjuga con el otro que escucha, que comparte. Corazón abierto dispuesto a la plegaria. Vida, qué hermosa eres» -recitó Deuil-…»

 

 

(2015)

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Debilidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s