La oscuridad

La madrugada está llegando a su fin. Le ha esperado toda la noche y cuando oye su voz gira, pero no es sólo a él a quien ve, sino a la multitud que siempre ha eludido. Le ve avanzar unos pasos hasta que, de pronto, se detiene. Aunque sus ojos no se encuentran, ella percibe el adiós. Un haz de luz se cuela antes de que la puerta se cierre tras él. La oscuridad se desvanece.

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Ejercicios y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La oscuridad

  1. J. dijo:

    Sólo he venido a decir qué milagro
    se hace cuando llueve,
    qué milagro desciende, qué manantial
    o estrella tiembla
    en los ojos y en el pecho de la cólera
    y el duelo

    Raúl Hernández Novás

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s