La oscuridad

El viento amaina mientras sube la escalera. Al llegar al último peldaño la lluvia se ha desatado y las ramas que antes golpeaban los muros de encino ahora se rinden al peso del agua.  Las hojas brillan allá afuera, como sus ojos antes con la claridad de las velas. Avanza al ver la última fuente de luz, de calor, de tormenta desatada sobre la colcha de plumas. Avanza hasta perderse en la oscuridad.

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Ejercicios y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s