Cambios, de Mo Yan (fragmento)

– ¿De dónde viene la proyección? –pregunté.

–  Ni idea –dijo-. Estuve indagando mucho tiempo sin dar con ello. Mira que hay montones de casas espléndidas junto al mar, pero no las quiero. Aquí es donde quiero quedarme.

“Ya estás junto al mar”, estuve a punto de decir. “La avaricia es mar sin fondo y sin orillas”, pero me callé a tiempo. Los hombres de negocios, cuanto más ricos son, más supersticiosos; les gusta oír palabras auspiciosas, y las que traen mala sombra son tabú. Así, cambié mi refrán por “El dios de la riqueza bendice esta casa”, y él se quedó encantado.”

 

(2010)

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Debilidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s