El muro

Siempre le ha admirado y por fin tiene la oportunidad de decirle lo que siente: “te amo”, susurra, y de vuelta recibe una mirada llena de dulzura. Él comienza a acercarse y ella cierra lo ojos mientras espera que sus labios se encuentren. Alcanza a sentir un primer roce y entonces él se detiene. “No puedo”, dice él, “no tiene sentido en la vida que he escogido”, “todo eso que te contiene no tiene relevancia para mí”, intenta ella persuadirle. “Lo único importante son el aquí y el ahora”. Él desarma el abrazo y se aleja caminando a la vida de fama y activismo que ha elegido.  A la mañana siguiente le piden que entregue el cargo. Al salir del edificio alcanza a verle tras una ventana.

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Personal y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s