Roble pellín

Abrazas la corteza como a una almohada de plumas suaves. Apoyas la cabeza y tu cabello se extiende entre las ramas como quitral desbandado, anclado en las fisuras, hambriento del aire que exhalan sus hojas. Mientras duermes son uno. Los brotes que asoman de ti en el sueño se secan cuando despiertas y caen a la tierra.

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Ejercicios y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s