El río divide el corazón, de Melissa Castillo

Los gritos no atraviesan el muro invisible

devolviéndose con hijos

lágrimas o espermas de velas

 

olvidamos dónde enterramos a nuestros

parientes

y en los patios había cruces desarmadas

que junto con la pobreza eran cuna para los

versos

 

la escuela se cayó a pedazos

como cualquier actitud de cualquier hombre.

 

(Maullín. Editorial Cartonera Helecho DE. Helecho delirante.)

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Debilidades y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s