Mezquina memoria, de Antonio Gil (fragmento)

“Ya caerá la noche y enfilaré de vuelta a la oscuridad y al vino que me llevan otra vez frente al tronco, daga en mano, componiendo mi pequeña gloria. El puñal, ora como pluma, como buril, como cincel grabando: “Donde otros no han llegado” mientras ululan en la selva fría demonios y espantos. La puerta de la venta es para mí la senda al bosque. Chiloé vuelve así en la negra sombra, con los croares y grillares tabernarios, junto al fuego helado del desencanto. Tendido en esta alcoba barrenada de gusanos, cuento los minutos esperando la hora del negror y del olvido. Ercilla fuimos, y eso ya no puede remediarse. Morirá esta mano y La Araucana seguirá ahí. Y en ella seguirá faltando García Hurtado, desvalijador de muertos, quien me ha regalado, en el esplendor de la miseria, el disfavor del Rey y me ha puesto boca abajo la baraja.”

(1997)

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Debilidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s