Regreso a las canchas, de Nino Morales

La esférica salió disparada

del punto penal 

los niños aún la buscan

en la espesura del monte.”

Después del último partido

habrías de llegar a tu casa

y colgar los chuteadores para siempre

detrás de la estufa a leña.

Habrías de meter el único gol

que cambiaría el curso de la historia

Una caravana venía tiñendo de sangre

los pavimentos

de esta angosta faja de tierra lacerada.

Habrías de meter el único gol

que nos salvaría a todos,

Habríamos de llegar a casa con el campeonato

en nuestras manos.

La tarde era una nave extraviada

en el camino pedregoso de nuestras vidas

un revuelo de pájaros huyendo a la eternidad.

Entre gritos te abrías paso

por el carril derecho

y dentro la sede corría el vino de mano en mano.

Ese día habrías de meter el único gol

que nos salvaría a todos

pero un disparo al aire silencio la tarde

y detuvo tu última carrera.

El árbitro dio por finalizado el encuentro.

La sangre fue a coagular

debajo de las galerías, en los matorrales

y en las cunetas.

Ahora los cabros ya no van a la cancha.

El pasto ha crecido demasiado

Y Juancho cortó los arcos

Porque ningún zorzal volvió a posarse

en los travesaños.

Desde aquel momento

la pelota aún está intacta

a la entrada del área chica;

para que vuelvas y nos salves Jonhy

para que vuelas y nos salves

del temido descenso.

(Inédito. 2015)

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Debilidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s