La aldea

Tiras del mantel y la plaza, el templo, la cantina de la esquina, todo cae sobre la mesa. Pisas la alfombra de claveles plásticos, escuchas las campanadas grabadas, recorres las ruinas del incendio de las que fluye un río de pájaros de stencil. No subes la escalera porque sabes que allá arriba la ilusión se desvanece.

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Ejercicios y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s