La aldea

La aldea se ha vaciado. Deambulas en silencio y tus pensamientos rebotan contra los edificios. Nadie camina por esas calles que empedraste y ahora recorres con uno de tus pies descalzo. Te das vuelta a revisar lo andado y de pronto la muralla que rodea la aldea ha quedado frente a ti, dejándote afuera.

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Ejercicios y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s