Ángel de silencio, breve enumeración romántica, de Luis Omar Cáceres

IV

¿De dónde llega el mar? Su arribo,

constelación de brazos que libertan;

su hospitalidad sin sueño, barco,

rehúye en las mandíbulas del puerto una acechanza extrarreal.

Tantea,

se engrifa,

se exaltan sus velas de pensar, tal vez,

en la partida,

y avanza encrespando la mañana de afortunadas persistencias.

(Defensa del ídolo, 1934)

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Debilidades y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s