Chufa, de Alejandra Costamagna (fragmento)

Cuando termina el baño de tina, y una vez vestido con sus mismas y únicas ropas,
Chufa desprende de un tirón las hojas de la letra S de la enciclopedia, las
dobla y las guarda en la bolsa del pollo congelado que ha dejado en el living.
Está en eso, decidiendo qué hacer, cuando oye la puerta y luego unas voces y un
hola en voz alta, como si fuera obvio que alguien va a responder; que él, Chufa,
va a responder con otro hola muy natural y casi festivo. ¿Qué es esto?, se
pregunta. Y, como en un flechazo, piensa en correr a la cocina, agarrar el
cuchillo carnicero del mesón y enterrárselo al sujeto que repentinamente se
atreve a interrumpir su prematura felicidad. Pero lo que hace y lo que dice es
otra cosa: hola, hola.

 

(de Últimos fuegos, 2005)

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Debilidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s