Para desterrados, de Miguel Arteche

Nada hay allí que toques con tu mano,

ni pan, ni “buenas noches”, ni esa silla

donde se apaga y luego donde brilla

lo que está cerca y a la vez lejano.

Nada hay allí: sobre un septiembre oscuro

otro septiembre luminoso cruza.

Ni hay sal, ni “cómo estás”: sólo la intrusa

muerte extranjera y un extraño muro.

Nadie en el bus te mira o te saluda,

ni sabes tú si el término del viaje

será aquella estación y aquel paisaje

que abre tu cuerpo en dos y lo desnuda.

Nada hay allí: si escuchas unos pasos

que suben, “¿quién será?”, por la escalera,

piensas en un llegar de cordillera

y en tu natal país y en otros brazos.

Nadie en la carta que recibes: dejas

la carta en el bolsillo, y de improviso

sientes que ya no estás, y un indeciso

terror de ya no ser cuando te alejas.

Nadie te vio partir, ni sabe dónde

tu mano se te muere en otra tierra.

Nada hay allí, ni nadie te responde

mientras tu puerta se cerró y se cierra.

(de Fénix de madrugada, 1994 – completo aquí)

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Debilidades y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Para desterrados, de Miguel Arteche

  1. Judith dijo:

    Así es, querida. En ocasiones me veo obligada a colaborar con el inepto de Bibzoc, e incluso le pago puntualmente el arrendamiento de su buhardilla en Montparnasse… Entienda que una madre misericordiosa como yo no puede eludir ciertas responsabilidades.
    Saluditos

  2. Gracias por su visita, Judith – ¿colabora usted con el fugaz comentarista Bibzoc…? Sus conceptos, ¡y hasta sus palabras! me resultan vagamente familiares…

  3. Judith dijo:

    Los jóvenes poetas chilenos configuran una cambiante explanada en que la huella de cada uno, impresa en el borde de su madurez, establece signos que se repelen por contraste pero, de raro modo, se ajustan a un movimiento de soterrada continuidad. Casi todos ellos (y ellas) lo que nos muestran en su poesía es “un mundo en quiebra” o ese algo, que como Wordsworth decía “recuerda lo inolvidable desde el reposo” …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s