Colachueca

Después de una vida declarándose anti-mascotas en general y anti-gatos en particular, no pudo sino sorprenderse con la abrumadora oleada de ternura que le invadió al ver las orejitas puntudas asomadas entre los restos del chaleco viejo.  La naturaleza nos trampea haciendo a los animales jóvenes adorables, acostumbraba lanzar como advertencia a los sensibleros que deliraban con el último meme de cachorritos o algún viral de patitos en fila.  Pero ahí estaba ahora, derritiéndose por un bultito que no alcanzaba el kilo y todavía chillaba y correteaba con modos más propios de ratón que de felino.

Doña Nana de Colachueca - 17.06.13 a

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Debilidades, Personal y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s