El fin de la memoria: Morena

La abuela tenía una muñeca de piel oscura como chocolate y cabello inusualmente rizado y corto. Nos dejaba jugar con ella en ocasiones, pero su guardiana oficial era su hija menor. La muñeca tenía los dedos de una mano dañados, mas renovaba sus atuendos regularmente y siempre lucía impecablemente a la moda.

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Ejercicios y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s