Sopa de cebollas de fin de primavera

Sopa de cebollas

Una cebolla grande,

aceite de oliva virgen, mantequilla,

caldo de gallina, sal,

pimienta, queso rallado,

tiritas de pimiento rojo caramelizadas

 

Cortar la cebolla en plumas leves y dorar apenas en mantequilla y aceite.  Sazonar y añadir caldo.  Servir en cuencos y cubrir con queso recién rallado y morrón.

Abrir las cortinas a todo lo ancho y presenciar cómo el sol de la tarde se escabulle entre las nubes cargadas de agua y se las arregla para ir instalando poco a poco el verano a este lado de Los Andes.

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Debilidades, Personal y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sopa de cebollas de fin de primavera

  1. L. dijo:

    “Si no tiene como finalidad la mejora de la condición humana, la sopa de cebolla con tiritas de pimiento rojo caramelizadas es tan solo una perversión.”

    Søren Kierkegaard

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s