Nota para mí

Al final del día siempre estás sola – se repite mientras escucha a Lana del Rey despedirse con voz lastimera desde su rincón primermundista.  El taller le ha mentido por enésima vez (“la primera vez, ingenua; la segunda vez, generosa; la tercera, mi niña… la tercera, francamente estúpida”, susurra la voz diminuta de su abuela sentada sobre su hombro derecho con una aureola de mazapán flotando sobre el cabello cano) y aquí está, varada de nuevo, con el cielo cayendo a baldazos y sin tener a quién recurrir.  Mira su móvil esperando algún txt o una llamada perdida.  Nada.  Él, a quien supone en sintonía con sus tribulaciones, ha ignorado todos sus pedidos de auxilio. En medio de su desesperación -desesperanza, más bien- revisa una cuenta de eMail olvidada.  Una vez que despeja la tonelada de correspondencia basura ve que ha quedado un único memo virtual sin abrir.  El nombre del remitente le hace dudar pero se siente sola, necesita un gesto de afecto, o ni siquiera afecto, un poco de simpatía es todo lo que pide y bueno, ésto es lo que hay y la abre.  Spam, por supuesto.  Ese capítulo está cerrado, se alegra a pesar de todo aunque de una manera ambigua, como si deseara que hoy al menos no fuera cierto.  Manda la nota a la papelera y de paso manda a su abuela fantasma onmisciente, para no imaginarle apuntándola con el dedo.  Es inútil, su abuela es ama y señora de sus pensamientos cuando se encuentra así, como hoy, atropellada, vulnerable y sin ningún sostén.   Al final del día siempre estás sola, se repite como nieta obediente, no lo olvides o vas a sufrir más de la cuenta, mi niña.  “Summertime sadness” suena una y otra vez en su cabeza, como banda sonora de un road trip film en el que un viejo Cadillac azul cargado de vinilos de cuando Lana era Elizabeth y los cielos menos rojos se pierde al final de la carretera entre espejismos y cactus rodantes y la deja a un lado del camino.

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Ejercicios y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Nota para mí

  1. J. dijo:

    Bonne année, première pluie! Je souhaite également à mes collègues tchèques mes meilleurs vœux pour le Nouvel An… :-)
    J.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s