Marzo 23

Se ocultaba en los pilares de los viejos pasadizos 

para esconder el hijo que pronto le iba a llegar 

fue difícil esconder en un pobre delantal 

los tres meses….. de más…

 

Y salía del colegio con un siete en la libreta 

y en el vientre una cometa que pronto querrá volar 

y se iba a caminar, y se iba a preguntar 

por las calles sin final…

 

Y se fue a donde un cura quien le dijo era pecado 

y muy pronto un abogado le hablo de lo legal 

y fue el profesor de ciencias 

quien hablo de la inconsciencia 

de la juventud actual… de la juventud actual

 

Los que juzgan no ha sentido el amor…

el dolor…

y en el vientre unos latidos…

y se enredan en prejuicios

y el amor… se quedo en unos cuantos latidos…

 

Y sobraron los consejos que le hablaban de pastillas 

de una vieja mujercilla que el trabajo lo hace bien 

no falto la buena amiga, esa amiga entre comillas 

que le dio una dirección…

 

Y salió desde el colegio en una fría mañana 

cuando la vieja campana aun no daba su talán,

mientras el profe de ciencias

hablaba de la inconsciencia de la juventud actual

 

Cuando agosto era 21 la encontraron boca arriba 

con la mirada perdida y su viejo delantal 

y en el bolso del colegio, dibujado un corazón

que decía… tú y yo…. que decía tú y yo…

 

Los que juzgan no han sentido el amor…

el dolor…

y en el vientre unos latidos 

y se enredan en prejuicios

y el amor…

(Cuando agosto era 21, de Fernando Ubiergo)

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Personal. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s