Entrevista

– Algunos van al cine, otros practican yoga; yo limpio.  A veces comienzo como si nada, con un poco de limón en las manos para sacarme el olor del pescado.  De ahí a vaciar el refrigerador, pulir los quemadores y lavar los filtros de la aspiradora en un ciclo triple no pasan más que unos minutos, sobre todo si la semana ha sido particularmente dura.  Si el cansancio es físico, pues entonces incluyo la renovación de toda la ropa de las camas, el trapeo de los pisos cerámicos y el movimiento de todos los muebles grandes bajo los que se esconde la pelusa.  Si mi agotamiento es más bien mental, el desahogo va por la vía de la limpieza detallada de cuanta chuchería yace sobre el mobiliario, de las hojas del ficus y sus parientes y de los lomos de las decenas de libros que se esconden bajo las mesitas y sobre las repisas.   Después de eso y una ducha, estoy lista para dormir como una recién nacida, acunada por los efluvios multiaromáticos de los productos de limpieza.  La sola mención de ese momento mágico me instala un sonrisa indeleble en el rostro.

Mi entrevistador me mira con cara de perplejidad mientras yo me acomodo en la silla y sacudo una miga imaginaria de mi regazo.  Sospecho que no era lo que esperaba oír cuando me preguntó por mis hobbies.  Tendré que revisar de nuevo los avisos de empleo.

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Ejercicios y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Entrevista

  1. Justo son las respuestas de entrevistas que me gustan, pero no soy entrevistador.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s