Se prendó de él cuando se fijó en sus zapatos, de Clemente Riedemann

Recién venía bajando de su automóvil –algo así como un Alfa Romeo- todavía insegura de como se veía “las mujeres somos así no sé quien nos coló esta basura en la cabeza” el asunto es que salió el Leonel a recibirla le dijo que bella luces que hermosos botines que llevas la tarde es más linda contigo de peatona.

Yo sentí que esos zapatos aunque no eran nuevos me elevaban a las estrellas en esa época estaba cazada no sabía lo que el porvenir había preparado para mi chocho tan usufructuado por la libreta infame que la obliga a una a sonreír en medio del dolor.

Menos mal un otro hombre igual que el mío pero amable se fija en mis botines me hace sentir linda a la hora del crepúsculo una hora terrible porque la luz es mi aliada me aleja de la cama que debo compartir con un tipo que nunca me dice que estoy a punto que me quiere coger sino que se mete en mi como si fuera el túnel de Lo Prado que debe atravesar para llegar contento a la pega el otro día.

Entonces ella pensó que lindo que femenino o quizás haya hombres diferentes pero yo no los había conocido.

 

(de Café Pushkin, inédito)

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Debilidades y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s