No quería ser un Rolling Stones, de Clemente Riedemann

Un amigo me contó que pensaba entablar una demanda por publicidad engañosa
Contra el Cielo S.A.
Fue allá tal como señalaba el convenio
Nadie salió a recibirle
De pronto vinieron unos tipos con pistolas
Le golpearon terriblemente en los flancos
Le pusieron un saco en la cabeza
Apenas podía respirar
Su madre le había enseñado el “Padrenuestro”
Así es como logró conservar las lágrimas en su lugar de partida
Y esperó lo mejor que pudo apuntalándose en una especie de arrecife
Vino otro tipo y le pegó una patada en el culo
“Juguemos a la gallinita ciega” -le susurró al oído
Apenas podía estornudar
Estaba francamente malhumorado
Entonces pensó en entablar en una demanda por maltrato de obra
“Ya” -le dijo otro tipo- “Te subes al camión con los demás”
Y partieron con destino desconocido
Dando tumbos contra el piso de hierro
Dedujo que le llevaban a las afueras de la ciudad
“Me van a fusilar” -dijo que pensó entonces-
Después pensó que ya estaba muerto
“Es ridículo sentir miedo en estas circunstancias” -se dijo
Entonces les echaron abajo y luego a rodar por una pendiente
Sintieron que volaban que subían parece “somos libres” -gritaban
Pero iban cayendo uno tras otro sobre los arrecifes
Y dijo que después sólo se oía el sonido del mar
La espuma del oleaje lavando la sangre esparcida momentáneamente
Sobre las rocas.

 

(de OK.KO., inédito)

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Debilidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s