Nieve, de Maxence Fermine (fragmento)

Nieve se había hecho funámbula por afán de equilibrio.  La joven, cuya vida se desplegaba como un hilo tortuoso, jalonado de nudos que anudaban y desanudaban la sinuosidad del azar y la insipidez de la existencia, descollaba en el sutil y peligroso arte de evolucionar por una cuerda floja.

Nunca se sentía tan a gusto como cuando caminaba a mil pies por encima del suelo.  Siempre hacia adelante.  Sin desviarse un milímetro de su camino.

Era su destino.

Avanzar paso a paso.

De uno a otro extremo de la vida.

 

(capítulo 29 – 1999)

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Debilidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s