Salvavidas de tierra firme

 

Una botella de vino tinto sencillo, tres cucharadas de azúcar morena,

trocitos de cáscara y media taza de jugo de naranjas,

clavo de olor, palitos de canela y mi toque personal:  un vasito de ron dorado

 

Unos minutos en olla al fuego, sin que hierva, y listo.  Se sirve tibio.

Vino navegado lo llamamos por estos lados.  Pero si se va a beber, es mejor no aventurarse en el mar, ¿no?

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Debilidades, Personal y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Salvavidas de tierra firme

  1. Ron genuinamente caribeño sería súper, lo mismo azúcar y canela. Como será una ocasión especial, haremos un up-grade al vino: Un carmenere joven, del valle de Colchagua.

    Llegar acá es fácil, no te preocupes. Postearé un mapa cuando llegue la ocasión :)

  2. M dijo:

    La próxima vez que vaya a Chile no sé cuándo será, la última vez fue hace 15 años…. pero sería fantástico llevarte el roncito, azúcar de la verdadera: morena, de caña, y canela de esa que salió a buscar el tal Colón que andaba más perdido que el Teniente Bello… Tú pones el vino y las naranjas. Tendría dos toque personales entonces: el ron dorado (añejo debe ser mejor) y el azúcar morena. Tendríamos que buscarle un nombre. Lo único que veo difícil es ¡cómo diablos llegar hasta donde tú estás!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s