Templo II, de Ramón Xirau

No sé si el tiempo nos busca anillo de luz
no sé si las naves azules
ven olas de luz en el camino
del templo. No sé si las miradas de las olas
renacen en las hojas, en las hiedras,
en las arenas.

Las encrucijadas del viento, las ferias de la mañana
encienden, noche adentro,
las zarzamoras del fuego.
Mundo: ejercicio de los equilibrios leves
cae y no cae en el atardecer encendido,
no sé si nos ve en las hiedras del templo.

¿Nos mira, nos mira, nos mira Sinnombre?

Sé que el silencio estalla
en las fresas vivas
de la tarde.

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Debilidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Templo II, de Ramón Xirau

  1. eariandes dijo:

    Me saben a luz y a primavera

  2. kiram dijo:

    Me encanta el poema que has elegido :) Precioso, voluble, en movimiento como el agua.

    Saludos!

  3. ordennegro dijo:

    Encumbrada cada isla como estrella
    de mar
    y luz y mar en el cielo
    le guiaban.

  4. Una hoja navega en este río
    y es verde y pura mar de luz y mar.

  5. siddarz dijo:

    Migdia. Tot és silenci i en la roca
    el mirar teu creix, mai
    visible, però visible eternament
    com l’onada visible sorra tota
    com tronc i fusta tots lleus
    com la llum senzilla memoriosa
    Ment.

    (Grades, I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s