Caído

Je suis un monstre, crains-moi…!, le lanza en un susurro casi inaudible antes de quebrarse y caer.  Ella nunca ha tocado a un ángel, mas sus dedos no se sorprenden por la suavidad del cabello que ahora se desparrama sobre su regazo.  No dice nada -no habla idioma de ángeles-, pero cada silencio que esparce sobre el cuerpo dolorido lleva encriptada la tibieza de un único pensamiento:  Descansa, amor.

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Ejercicios y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Caído

  1. Nico dijo:

    Claro, quiza en silencio el idioma sea ese: sentir la suavidad del cabello en sus dedos, en su cuerpo de besos al viento, en su mirada de temprano anochecer.

    Es grato pasar por aca, linda.
    Un gran beso.

  2. Tajalápiz dijo:

    ¿Por qué fascinan tanto los ángeles caídos? A todos nos gustaría recoger alguno como el tuyo.

  3. alice224 dijo:

    ah! un suspiro me has robado…

    Tu texto da tranquilidad, gracias por compartirlo.

    Saludos.

  4. reveladoyrebelado dijo:

    los ángeles no me ven, pero los amo…

  5. manueldavid dijo:

    Me encanta leerte. Además me inspiras muchas ideas para escribir.

    Saludos :)

    http://ecuacionesacratas.wordpress.com/

  6. chrieseli dijo:

    por qué es monstruo el ángel?

  7. Muchas sensaciones en pocas palabras…

  8. kiram dijo:

    Nadie dijo que los ángeles no amaran.

  9. Ernesto dijo:

    Caído… al fin en paz

  10. danibishop dijo:

    Oh.

    (II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s