A merced del viento

Hace veintitrés horas que el viento

fustiga a los acacios

y yo aquí, sin encontrar refugio…

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Ejercicios y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a A merced del viento

  1. desperdicio dijo:

    Tiene un sentimiento melancólico oriental, similar al haiku, no técnicamente pero sin en espíritu. Me gusta.

    Si me permites el atrevimiento de una sugerencia crítica, creo que o “sigo aquí” o “sigo sin encontrar refugio”, pero las dos no, porque o bien permaneces pese al viento -por los motivos que sean- atada a ese lugar, o bien has tratado de hallar uno nuevo sin éxito. Además, es tan minimalista, que la coma sería preferible obviarla.

    Pero si a ti te gusta así, pues cojonudo.

    Un saludo.

  2. …mientras el viento no te lleve!!!…

  3. miriadas dijo:

    Somos vulnerables, nunca habrá refugio que te proteja de la felicidad, dell amor, del desamor, del olvido, del dolor. No hay refugio, solo tiempo, miríadas de segundos, para orear las heridas del amor o de la guerra.

  4. vittt dijo:

    no me irritaste, primeralluvia ;-)
    y es algo que me encanta

  5. Parece que tendré que trabajar mejor mis metáforas, he irritado a vittt…

    Lo he aclarado, ordennegro, ya lo ves…

  6. ordennegro dijo:

    lo importante es buscar…
    Primeralluvia, no entiendo tu comentario en mi penultima entrada…

  7. vittt dijo:

    sé tu propio refugio pues

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s