En el bosque III

Palabras frías y casi olvidadas, prohibidas entre los míos, se desplazaban como cuchillos en el viento y bajaban lentamente hacia el valle camufladas en gotas de garúa.  Viscosos hilos negros emanaban de cada objeto y cada ser, como si estuvieran siendo drenados por una ventosa invisible.  Un relincho doloroso cruzó el aire, pero la letanía no cesó. Abandoné mi escondite y volé rauda colina arriba, sin un plan y con un solo objetivo en mente:  Llegar hasta ella.  La encontré entre dos grandes rocas, desfalleciente, echada sobre sus patas delanteras e incapaz de levantarse.  Cerré los oídos a la voz hipnótica que me hería, alisté mi débil magia y avancé.

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Ejercicios y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a En el bosque III

  1. kiram dijo:

    Guau, pobrecita yegua… Me gusta como describes la magia negativa, como absorbe la esencia del ambiente.

  2. alice dijo:

    Amiga!

    Escribes increíble…

    Recreas imagenes muy bellas.!

    Encantada de seguir tus letras!!

    SAludos!! :) :D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s