Primera parte

Las últimas horas del sábado se diluían en la abundante lluvia de mayo.  La noche había caído de golpe, sin que lo notaran entre las cuatro grandes paredes del museo, y al salir les había sorprendido agazapada tras un muro de hilos transparentes.  Se habían ido acostumbrando a la presencia del otro y no era difícil prever una grata velada, así es que habían emprendido la vuelta contentos y relajados.


Cumplidos los deberes de anfitriones de su amiga común, abrieron otra cerveza y ocuparon un mismo sillón. La primera lectura compartida marcó el inicio de una hora mágica donde se sucedieron ríos de música añeja, recuerdos heroicos, poesía y tiernos silencios.  La medianoche los pilló desparramados sobre los cojines, la mano de él sosteniendo la de ella por primera vez. A instancias del viento que aullaba en los cables, los dedos de él despertaron a su vocación exploradora y emprendieron rumbo al cuello.  Por largos minutos y con cuidada suavidad las yemas recorrieron cada parcela de piel expuesta hasta que las curvas, montículos y lunares dejaron de serles desconocidos.  Cuando los dedos fueron relevados por los labios, ella arqueó la espalda de manera casi imperceptible y se preparó dosificando el aire en sus pulmones.  A cada beso húmedo que se posaba sobre el arco de su hombro, ella respondía tensando el cuerpo y acortando los intervalos entre latidos.  A la distancia podía oír el agua que caía sin pausa mientras su propia humedad la inundaba desde adentro.


Cuando la noche los envolvía en un último esfuerzo cómplice y las respiraciones comenzaban a alinearse en un único patrón de deseo, el susurro apenas audible de la razón irrumpió entre los cuerpos.  Por más que la odiaron por lógica y bien educada, no ensayaron argumentos para combatirla.  El día que nacía siguió su curso y terminó convertido en un apacible domingo de otoño.

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Ejercicios y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s