Autorretrato

¡Poderoso el ojo sin teleobjetivo!

Es de todos sabido

que al ojo del amo engorda el caballo,

pero que es el ojo del amo el que engorda al caballo

es más discutido.

 

Es que el ojo, amigos poetas,

adquiere en la cerradura

total poder de edición,

si no, no se explica tanto contraste.

 

La prensa de la vida

me trae noticias diversas

según la postura del día

                                    o la noche:

para unos, diosa; para otros, iceberg,

yegua casi siempre,

hermanita descalza no tanto,

virgen en desgracia retroactiva,

soltera reincidente aspirante a santa,

centaura de hembra

                             con codos de madre.

 

En el suple farandulero

el photoshop colectivo divide

                                     menos aguas:

Betty Boop de La Florida,

crespolais de villa las rosas,

chicoquita piernas cortas,

rubensiana pocaspecas,

                              ¡reina de las lluvias!

con patente de alcoholes,

primera miss Chile

             de clase y edad medias

(se quiebra en Viña el páter familias)

 

Versiones más, versiones menos,

todas se contrarian

                         o reafirman

-depende del lente y depende del lento-,

achuren ustedes un circulito

o armen el puzzle

                              al ojo-

a su pinta.

Anuncios

Acerca de primeralluvia

En Patagonia
Esta entrada fue publicada en Ejercicios y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Autorretrato

  1. Sí.

    Sí.

    Y todas las anteriores.

  2. *DOC* dijo:

    La antipoesía… ¿es poesía?

    El antipoeta… ¿es poeta?

  3. Gracias, aquileana, qué genial que te hayas dado el tiempo para revisar escritos antiguos (éste, en particular, pasó totalmente inadvertido cuando lo subí… snif!)

    Ha sido mi única incursión en la antipoesía y fue parte de un desafío autoimpuesto en conjunto con unos amigos escritores. En mi fuero interno lo veo como un complemento de mi poema ‘Retrato hablado’ y he llegado a soñar que alguno de nuestros contertulios virtuales me para en la calle y me reconoce por el puro hecho de haber leído ambos!

    (ya sé, ya sé… la poeta y sus delirios…)

  4. aquileana dijo:

    Interesante este poder vanguardista/experimentador… Me va Betty Boop (hay un libro de Manuel Puig “Boquitas Pintadas”, que dispara el mismo tono…)…

    Los tres últimos versos son geniales; me gustó la disyuntiva, casi excluyente, entre “achurar el circulito o armar el puzzle al ojo a su pinta”…

    Saludos y bravo por tu (anti) poesía…

    Aquileana ;)

    Link Nicanor Parra, chileno y antipoeta:
    Los llamados ‘antipoemas’ del escritor chileno Nicanor Parra representan una de las rupturas de la escritura latinoamericana con el sujeto lírico tradicional. La antipoesía es un escritura autocrítica, festiva, burlona acerca del lenguaje, el objeto y el Autor.

    http://tijuana-artes.blogspot.com/2005/03/antipoesia.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s